CUANDO LOS VIERNES RÍEN

Cuando los viernes, o yo misma, ríen. ¡Hoy es mi cumpleaños! Y es momento de sentimientos encontrados. Los cumpleaños no me entristecen, además, me agobia muchísimo ser el centro de atención durante un día o tener que preparar comida y decoración para hacer una fiesta. Pero estando en el extranjero, se echa de menos a mucha gente. Aunque las tecnologías se llenan de mensajes bonitos de gente bonita, aquí, en la lejanía, yo dejo un hueco en la agenda para dedicarme sólo a mí. Y es que, hablando claro, aunque lleve aquí 2 años ya, amistad, lo que se dice amistad, no he hecho muchas. Por supuesto que esto está lleno de alemanes amables y serviciales, pero el paso de la amistad es más difícil de dar. Entiendo la enorme barrera del idioma. No porque pueda hablar peor o mejor, he mejorado mucho y entiendo casi todo lo que me dicen. Pero es verdad que no tengo rapidez al querer meterme en una conversación de más personas y ralentizo a veces el ritmo, al querer autocorregirme los fallos de gramática.

Dejando “quejas” a un lado, este está siendo un día genial. Me han preparado unos crepes para desayunar, me han dado un par de regalitos más (los de mi familia han llegado antes del día señalado por mensajería), me han invitado a comer y después me he ido a comprar cosas para mí.

Durante un mes, en una antigua fábrica que ahora usan para organizar mercadillos están vendiendo libros con hasta un 90% de descuento. Esto es el paraíso para mí. Y vengo con un tremendo dolor de pies, el sitio era enorme, y cargadita de sorpresas que os iré enseñando poco a poco. ¡Y eso que yo iba con la única intención de buscar libros de idiomas! Que no había, por cierto…

En fin, que intencionadamente me había dejado libre este día en mi agenda. Es mucho mejor quedarse a solas y dejarse llevar. Lamentablemente hay que seguir con las obligaciones, que es viernes.

Eso sí, os dejo con mi proyecto 365 días que comienza hoy. La idea la encontré en la revista neerlandesa Flow (se edita en neerlandés, inglés y alemán), que siempre trae cosas preciosas de regalo y mogollón de imágenes bellas en su interior. A mí me sirve para conocer ilustradoras, sobre todo del país de origen de las editoras. En este proyecto fotografío el número 29 allá donde lo veo aparecer. La primera foto no tiene mucha calidad, porque mi móvil no da para más. Aún así, espero que os guste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s